Por Medio de una Ordenanza Prohíben que Intendentes Impriman Sus Nombres Sobre Bienes Públicos

Por medio de una Ordenanza sancionada recientemente en el Municipio de San Vicente, se estableció la prohibición de que los jefes comunales, o autoridades provinciales o nacionales coloquen o impriman sus nombres sobre los bienes de Municipio. La norma presentada por el bloque del PAyS fue aprobada hace unos días y comenzaría a regir a la brevedad, siempre y cuando el intendente Waldomero «Valdir» Dos Santos no la vete.


En su artículo 1, la norma detalla: «Se prohíbe la inscripción de nombres, apellidos o símbolos que identifiquen a funcionarios de turno de orden municipal, nacional, provincial -que lleguen al ámbito de San Vicente- en bienes de la Comuna, así como los que se donen a particulares o instituciones, en los espacios publicitarios, gráficos, audiovisuales o de cartelería que se exhiba en la vía pública», explica la Ordenanza.
Mientras que en el artículo 2 se destaca que «las construcciones, instalaciones y obras en general que ejecute el Municipio por medio de sus dependencias, o de personas, de entidades privadas u oficiales, no podran contener signos, slogans, emblemas y colores alusivos a partidos políticos o que caractericen a la Administración de turno».

Ordenanza sancionada estableció la prohibición de que jefes comunales, o autoridades provinciales o nacionales coloquen o impriman sus nombres sobre los bienes públicos
Ordenanza sancionada estableció la prohibición de que jefes comunales, o autoridades provinciales o nacionales coloquen o impriman sus nombres sobre los bienes públicos

Una clara muestra de soberbia

Justamente en el momento en que se sanciona esta normativa legislativa, el jefe comunal acaba de colocar su nombre a gran tamaño frente a los nuevos galpones del corralón municipal. 
«Esto es solo una muestra de la soberbia del actual intendente, como uno de los últimos actos de su gestión, el recién inaugurado galpón del corralón fue pintado con su nombre, generando un gasto que ahora deberá ser corregido porque es algo que ya está prohibido por Ordenanza», expresa la concejal, Clelia Carballo, autora de la iniciativa.
Esta normativa se suma a la ya existente Ordenanza 46/2019, de Código de Ética del Municipio de San Vicente, en la que se especifica, entre otros conceptos, que se debe «evitar valerse de recursos, medios disponibles, facultades o prerrogativas inherentes a su función, para realizar proselitismo o respaldar actividades partidarias», señala la edil del PAyS, junto a Roberto Rockenbach.
Esto está respaldado en la Ley Nacional 25.188 de Ética en la Función Pública, en la que se afirma que «la publicidad de los actos, programas, obras, servicios y campañas de los órganos públicos deberá tener carácter educativo, informativo o de orientación social, no pudiendo constar en ella nombres, símbolos o imágenes que supongan promoción personal de las autoridades o funcionarios públicos”, dice.

«Buscamos que no se utilice lo público para beneficio propio”

Según la argumentación de la norma, en San Vicente existen numerosas obras, vehículos, máquinas viales financiadas con los recursos públicos, identificados con leyendas de la gestión y nombre del intendente. En lugar de esto, se propuso reemplazar esta práctica colocando en ese lugar el escudo de la Comuna con la leyenda: Municipalidad de San Vicente.
«La esencia del proyecto, más allá de que en muchos Municipios los intendentes en cada madera que ponen agregan su nombre, lo que buscamos es que por lo menos en San Vicente se entienda que no corresponde una cartelería con propaganda personal. Ahora con esto se limita el tema y ya no se podrá utilizar lo público para promocionar lo privado o lo partidario, porque no corresponde. 
Esperamos que esta medida se imite en otros Municipios porque es algo muy común en nuestra provincia la personalización de los jefes comunales en los elementos del patrimonio municipal ;pero es necesario que se modifique esa práctica», resalta Carballo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.