NOTA DE OPINIÓN: Prepararnos mejor para combatir el fuego

*Gustavo Gonzales Abogado Dip. Provincial (MC)

El cambio climático, que sabíamos que existía pero que nadie conocía muy bien de qué se trataba, se hizo presente con una sequía histórica y produjo incendios como no teníamos registro en nuestra región.

La emergencia nos encontró con nuestras debilidades y las consecuencias no podían ser otras más que una tragedia ambiental, social y económica.

Pero la situación que atravesamos -y que sabemos va a perdurar durante mucho tiempo- debemos aprovecharla para poner en marcha acciones específicas desde los sectores públicos y privados para que en el futuro los daños sean menores.

Los especialistas sostienen que el 95% de los incendios son el resultado del accionar humano. No hay otra manera de cambiar esto más que trabajar fuertemente en la prevención, en educación ambiental desde la escuela y aplicar la ley a los responsables cuando los incendios son intencionales. Misiones tiene muchas normas vigentes que protegen el ambiente pero que no se cumplen porque la autoridad de aplicación no hace su tarea y falla el poder de policía.

Por ejemplo, el patrullaje ambiental para combatir la caza furtiva y los desmontes ilegales -que debería existir para proteger nuestra biodiversidad– no se realiza como corresponde por falta de recursos e infraestructura para inspecciones y controles.

Además de las campañas de concientización para evitar la quema de basura o la práctica de “rozados”, los propietarios también deben realizar acciones de prevención pasiva como la limpieza de malezas, accesibilidad y caminos cortafuego, todas ellas responsabilidades establecidas en la ley cuyo órgano de aplicación es el Ministerio de Ecología de la Provincia quien debería garantizar su cumplimiento.

Actualmente existen herramientas tecnológicas, como el monitoreo satelital, que deberían ser utilizadas por el Estado Provincial que debe destinar más recursos humanos y de infraestructura en el control para proteger nuestra principal riqueza.

Gustavo Gonzáles Abogado Dip. Provincial (MC)

La Industria forestal paga hace años una Tasa Forestal que debería destinarse al control del fuego pero que sin embargo se utiliza para sostener al cuestionado Instituto Forestal Provincial (INFOPRO).

Debemos descentralizar las tareas del Ministerio del Agro y del Ministerio de Ecología y que exista un patrullaje activo. “En los papeles” en la Provincia disminuyeron los desmontes autorizados, pero lo cierto es que crecieron los desmontes ilegales significativamente en los últimos años.

Existe un Plan Provincial de manejo del fuego y las personas encargadas hacen lo que pueden con pocos recursos. Faltan aviones, helicópteros y maquinarias pesadas para el monte y los incendios forestales.

Además de ello, las Asociaciones de Bomberos Voluntarios tienen muy poco acompañamiento económico en sus tareas. Propusimos una ley -que hasta el momento no fue tratada- que establece un financiamiento permanente de los Cuerpos de Bomberos Voluntarios para que no dependan de la discrecionalidad del gobernante del momento, y que les permita equiparse y capacitarse. Se debe avanzar con esta herramienta.

La crisis que vivimos también evidenció la falta de articulación con las fuerzas federales y la precariedad del llamado Plan Nacional de lucha contra el fuego que debería garantizar recursos técnicos y humanos, aéreos, terrestres y fluviales.

Estas consideraciones son únicamente disparadores para revertir la situación de desastre ambiental que estamos atravesando, pero si no se toma la decisión política de desarrollar un plan en serio para combatir el fuego, ya conocemos cuáles son los resultados que hoy padecemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.