OIT: Con nuevo Director General Gilbert F. Houngbo primer africano en la Organización Internacional del Trabajo

Gilbert F. Houngbo, de Togo (Africa), fue elegido como nuevo Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Será el undécimo en ocupar el cargo y el primer africano en hacerlo. Asumirá el 1 de octubre en reemplazo del británico Guy Ryder que está en el puesto desde 2021.

G. Houngbo, actual presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), fue elegido hoy por el Consejo de Administración de la OIT, compuesto por representantes de gobiernos, trabajadores y empresarios, durante su reunión en Ginebra.

En declaraciones después de su elección, G. Houngbo aseguró: «Aunque mis orígenes son africanos, mi perspectiva es global. En una época, desafortunadamente, de divisiones, mi compromiso de ser un Director General unificador se mantiene firme.

Gilbert F. Houngbo nuevo director General del organismo internacional

Seré el Director General de nadie y el Director General de todos. Tanto los gobiernos como los empleadores y los trabajadores, de todas las regiones del mundo, pueden y deben confiar en mi total disposición a representar y defender las opiniones de todos los mandantes tripartitos de la organización».

Añadió: «Me comprometo a representar las voces de quienes confían en nosotros en la OIT. Pienso en los cuatro mil millones de personas de todo el mundo que no tienen acceso a la protección social. Pienso en los más de 200 millones de mujeres y hombres que se enfrentan al desempleo. Los 160 millones de niños que trabajan. Los 1.600 millones de personas en el sector informal. Las empresas, en particular las pequeñas y medianas, que se enfrentan a los problemas en las cadenas de suministro o al cierre debido a las crisis, como la pandemia, el cambio climático y los conflictos armados. Pienso en las mujeres y los hombres que se enfrentan a la discriminación, la violencia y el acoso en el lugar de trabajo y en otros lugares. Todas ellas son expresiones de una injusticia social inaceptable a la que estamos obligados moralmente, si no legalmente, a combatir».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.