Gildo Onorato: Dirigente Nacional de CTEP Convocó a Movilizarse en Calles y Rutas

Este fin de semana estuvo en Misiones, el dirigente nacional de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Gildo Onorato y de la mesa ejecutiva del Movimiento Evita. Se reunió con el diputado del Partido Agrario y Social, Martín Sereno, secretario político de CTEP y del Evita en la provincia, y acompañados por un grupo de militantes recorrieron algunas localidades del interior, en el marco de lo que denominan «la federalización» que realiza la Mesa Nacional de la CTEP, visitando las provincias, los municipios, el interior profundo, la zona rural para conocer de primera mano lo qué está pasando en el país -fuera de Buenos Aires-y que a priori según se observa, coincide con la gravedad de la realidad cotidiana que existe en los ámbitos urbanos centrales y rurales del resto del país.

También estuvo en la sede de ATE, con referentes de las organizaciones que conforman la Coordinadora Provincial de Trabajadoras y Trabajadores, y con ellos convocó a la gran manifestación que se realizará este jueves 26 a partir de las 9.00 en todo el país y que tendrá su correlato en Misiones, junto a a Red de Organizaciones Rurales, Pequeños Productores y Pueblos Originarios de Misiones que también se movilizarán.

«Con las organizaciones que nuclean a productores y campesinos nos vamos a movilizar el jueves al Ministerio de Agroindustria en la Ciudad de Buenos Aires, y también en las provincias, como en Misiones habrá manifestaciones y cortes de rutas nacionales, y además protestarán frente a la sede de Agricultura Familiar, y después se desarrollarán una serie de actividades que para nosotros, desde la CTEP, concluirá el 7 de agosto en la convocatoria por el día de San Cayetano, Patrono del Trabajo, donde el epicentro estará entre Liniers al microcentro de CABA.

Creemos que en cada una de las provincias se sumarán con manifestaciones, y será el comienzo de una nueva etapa de la lucha que terminará cuando concluya este año, y ojalá, estamos luchamos para eso; se termine con más derechos para los trabajadores», subrayó Gildo Onorato.

Un modelo de país que «genera pobres»:El dirigente resaltó que hay una profunda desarticulación del tejido social que incluye en el plano urbano y rural, donde se sufre la pobreza de este modelo económico que es «una fábrica de generar pobres. Lamentablemente la realidad rural no es ajena, vemos la problemática concreta de los productores que hoy son explotados, desplazados, sin posibilidad de estar amparados por el Estado», destacó G. Onorato.

Señaló que eso sucede en Misiones y a lo largo de los pueblos de la Argentina y en las ciudades urbanas o suburbanas, donde «vemos es un crecimiento muy profundo de la violencia horizontal, de la violencia de género, del delito, del narcotráfico, sobre todo a través del narcomenudeo que se lleva la vida de muchos pibes», sostuvo.

Hizo hincapié en que «sufrimos» una economía que ajusta y el salario cada vez se contrae más. «Recorremos los barrios y vemos que no hay changas, en una situación muy difícil para los próximos meses, porque si bien el Gobierno Nacional a través del Presidente Macri dice que la crisis cambiaria financiera está llegando a su fin, nosotros creemos que la crisis de las familias argentinas recién estaría empezando en estos meses», graficó.

Ajuste contra trabajadores «atenta contra la paz social»:Los dirigentes nacional y provincial de la CTEP coinciden en que el equipo económico de Cambiemos, comete una serie de improvisaciones que claramente llevaron a la Argentina a un «nuevo fracaso de un programa económico que solo beneficia a los compradores mayoristas de dólares y de Le Bacs; a los exportadores de granos y mineras, y a la gran banca financiera, por lo tanto nos perjudica a la mayoría de los argentinos y las argentinas», afirmaron.

Los dirigentes consideran que la tormenta de la que habla M. Macri, «recién empieza», e interpretan que se está poniendo en riesgo la paz social, y que los caminos se acortan para que el conflicto social tenga resolución por intermedio del Estado y de las instituciones. «Somos muy respetuosos de los tiempos institucionales y de los mandatos; pero está claro que si esta situación se profundiza, nos veremos obligados a interpelar a la dirigencia política nacional para que convoque a elecciones, porque de lo contrario la crisis será muy profunda de acá a octubre del año que viene».

«Las consecuencias de la tormenta las paga el pueblo»:El legislador del PAyS remarcó que desde que el Gobierno asumió, utiliza un montón de metáforas, como la del segundo semestre, la luz al final del túnel, y ahora apela a la tormenta, «y en el caso de que sea una tormenta y que después pase; no debemos olvidarnos que este tsunami lo generó el mismo Gobierno. No es una cuestión climatológica que llegó por cuestiones del viento».

PAyS-LOGO
PAyS-LOGO

En ese sentido reflexionó que el problema es «cuántos mueren en el camino de esta tormenta. Porque dentro de seis meses o un año, lamentaremos cuánto hambre, cuántos chicos viviendo en las calles, cuántas familias más sin trabajo dejó esta tormenta.

Entonces esa metáfora es inexacta, porque una tormenta es algo externo, y esto lo generó el Gobierno de Cambiemos y lo sigue haciendo diariamente porque las políticas económicas, productivas o laborales que instrumentan favorecen que esto se agrave y las consecuencias siempre las paga el pueblo. Y cuando Macri se vaya el año que viene, tendremos 10, 12, 15 años muy difíciles para tratar de remontar el desastre que hizo en apenas a tres años», advirtió M. Sereno.

El FMI profundiza las desigualdades: Gildo Onorato y M. Sereno denostaron el acuerdo del Gobierno con el FMI, cuyo recuerdos están muy presentes en la memoria colectiva argentina. Recordaron que si bien con el kirchnerismo hubo un proceso de desendeudamiento, las consecuencias sociales de esos acuerdos nunca se revirtieron.

«Nunca pudimos reducir la pobreza estructural a menos del 25%, nunca se pudo lograr que menos del 40% ó 50% de la población económicamente activa tenga derechos laborales, por lo tanto el FMI es una receta que profundizará las desigualdades, y por eso nos oponemos. Y no es una postura ideológica nada más, ni de oportunismo político».

En esa línea, M. Sereno y G. Onorato insistieron en que se oponen al acuerdo con el FMI porque agravará las desigualdades que existen en la sociedad, en el campo, en las ciudades, en cada uno de los niveles en los que desarticulará el tejido social.

«Por eso es importante que nos manifestemos cada vez más con un negativa rotunda al FMI, para nosotros es inaceptable que prospere ese acuerdo con que sabemos traerá más desigualdad, más hambre, más pobreza, y los únicos beneficiados serán el empresariado y los sectores con mayor poder adquisitivo», aseveran.

Dificultades para llevar el plato de comida a la mesa: Ambos dirigentes se pronunciaron a favor del debate legislativo sobre el aborto, que puede tener distintas miradas, «pero es un tema que impulsó el movimiento de mujeres y eso demanda que se legisle, que exista una respuesta».

Sostienen que la realidad ya no se puede tapar; «el Gobierno no puede ocultar debajo de la alfombra lo que está sucediendo, porque el argentino, la argentina; los laburantes viven cotidianamente las dificultades para llevar a la mesa un plato de comida.

Yo puedo hablar de un índice reciente donde el 40% de los menores de 18 años en el Área Metropolitana de la Argentina asisten a comedores populares, escolares o parroquiales. Esto se midió en el tercer trimestre del año pasado; habría que preguntarse cuál sería el resultado cuando se mida el índice de éste trimestre», detalla G. Onorato.

Además expresaron que el Gobierno de Cambiemos está llevando al país a una situación de mucho riesgo; donde las instituciones no tendrán capacidad de respuesta, y lo peor de todo es que las grandes crisis las sufren los más humildes.

Los sectores más vulnerables sufrieron la del año 89 y la del 2001, y son ellos los que están sufriendo las peores consecuencias de este modelo. Por eso llamamos al Gobierno a que reflexione. Y no lo decimos sólo los movimientos populares, lo dice la CGT, la Pastoral Social, todos los sectores de la oposición; el premio Nóbel de la Paz como Adolfo Pérez Esquivel. Este camino nos lleva a un precipicio donde la democracia argentina se pone en riesgo», indicaron.

Seguirán insistiendo con que se traten 5 leyes: El diputado Sereno recordó que desde las organizaciones van a seguir exigiendo las cinco leyes que llevaron al Congreso en la Marcha Federal, donde desde todo el país surgió esa Caravana, para decirle al Congreso, «acá estamos, no sólo reclamamos, también aportamos proyectos de solución, traten estas cinco leyes. Creemos que tienen que recoger ese guante y tratarlas porque son fundamentales y que pueden, por un lado minimizar los daños que está haciendo este Gobierno y empezar a dar vuelta la historia y que el Congreso legisle a favor y para el pueblo».

Mientras que G. Onorato consideró que los sectores de la oposición, con la articulación de los gremios y los movimientos populares, «tenemos que ir construyendo las ideas fuerzas que nos den vitalidad para la unidad: la defensa de los derechos laborales, de las mujeres, de los pequeños productores. La base de sustento debe ser la necesidad de reconstruir la industria nacional, la posibilidad de pensar una propuesta de integración con los países hermanos de América Latina, en una propuesta que unifique a todos los que sufren el ajuste, y que coinciden en que este modelo no puede seguir más después del 10 de diciembre de 2019», sentenció el joven dirigente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.