INICIATIVA PARA ABORDAR EL TRABAJO INFANTIL EN EL SECTOR RURAL

En el año de su centenario, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) puso en marcha un proyecto para erradicar el trabajo infantil en el sector agropecuario argentino. Se trata de la iniciativa “Offside: ¡marcando la cancha!”, que se desarrollará durante casi cuatro años en distintos municipios de las provincias de Buenos Aires, Mendoza y Santa Fe.

Este jueves, en el marco de la Fiesta Nacional de la Vendimia, el gobernador Alfredo Cornejo acompañará al director de la OIT en Argentina, Pedro Américo Furtado de Oliveira, durante el lanzamiento de la iniciativa. El encuentro, que tendrá lugar en la Casa de Gobierno de Mendoza, contará también con la presencia del ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia provincial, Lisandro Nieri, entre otros funcionarios.

TRABJ-INFANTIL
TRABJ-INFAN

Liderado por la oficina de la OIT en el país y financiado por el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos (USDOL, por sus siglas en inglés), el proyecto Offside cuenta con la participación de una amplia red institucional que incluye a las secretarías nacionales de Trabajo y Agroindustria.

De hecho, la iniciativa fue elaborada de manera coordinada y en directa consulta con representantes de esas carteras y provincias, en un amplio proceso consultivo del que también participaron representantes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (CONAETI), la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), el Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (RENATRE), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Unión Industrial Argentina (UIA), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) y la Fundación SES, entre otras instituciones.

Actualmente, más de 760.000 niños son víctimas del trabajo infantil en Argentina. En todo el país, uno de cada diez niños entre 5 y 15 años de edad están realizan al menos una actividad productiva, de acuerdo con los resultados de la última Encuesta de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA), elaborada por el INDEC junto a la Secretaría de Gobierno de Trabajo y Empleo. Si se incluyen los adolescentes entre 16 y 17 años, la cifra asciende a 3 de cada 10 menores. El informe, además, reveló que las zonas rurales registran una mayor incidencia de las distintas formas de trabajo infantil y adolescente.

“Poner en marcha el proyecto Offside renueva nuestro impulso y fortalece nuestro compromiso para mejorar las capacidades de los actores del mundo del trabajo y de la agricultura, para contribuir a erradicar el trabajo infantil en áreas rurales de Argentina”, dijo Pedro Américo Furtado de Oliveira, director de la oficina de la OIT en el país.

En Argentina, el trabajo infantil está prohibido y penado por la ley 26.847. Sin embargo, a pesar de que hay normativas, políticas, un plan nacional y muchos esfuerzos provinciales para erradicarlo, todavía la problemática existe en el país y convive junto a una percepción que lo valora como un proceso de formación para la vida del trabajador adulto. Al ratificar los convenios internacionales 182 y 138 de la OIT, Argentina asumió un compromiso constitucional de erradicar el trabajo infantil en todas sus formas. “Ese compromiso no es solo del gobierno nacional sino de todo el Estado y tiene que estar reflejado en las realidades provinciales y municipales. Es un desafío. Terminar con el trabajo infantil requiere un abordaje integral. Es fundamental promover una mayor articulación entre organismos de gobierno, empresas, trabajadores y la sociedad civil para cumplir con la meta de erradicar el trabajo infantil para 2025”, afirmó P. F. Furtado de Oliveira.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.