Colectivos en Itaembé Guazú: “hay 22 mil personas rehenes de una sola empresa”

«Con el número actual de personas que viven en Itaembé Guazú (unas 22 mil), es inexplicable que una sola empresa les preste servicios de colectivos, sobre todo en el marco de la pandemia. No les facilitan el traslado ni les garantizan la prevención de contagios, salvo que exista un especial interés en dejar el negocio a un solo grupo empresario. Siendo tantos los posibles pasajeros y tan amplia la zona, no es entendible que no se pueda dividir para asegurar el ingreso de más empresas», expresó el diputado en un Proyecto de Comunicación que ingresó a la Legislatura el pasado viernes.

El Dip. Provincial de PAyS I. Lenguaza considera que la provincia, a través de la Comisión Ejecutiva Coordinadora del Sistema Integrado de Transporte Metropolitano, tiene injerencias en la autorización del servicio, ya que su función es “regular las cuestiones atinentes al transporte público de pasajeros en el sistema interjurisdiccional del área Metropolitana”.

El diputado recordó que desde hace tres años, los vecinos del complejo habitacional Itaembé Guazú reclaman mayores frecuencias y la posibilidad de contar con más alternativas en el servicio de transporte de pasajeros, que actualmente es brindado en forma exclusiva por la firma Casimiro Zbikoski SA.
“Este complejo habitacional cuenta en la actualidad con 5.800 unidades habitacionales, incluyendo 700 construidas por el PROCREAR que están siendo habitadas paulatinamente; Durante 2020 se terminarán otras 300 casas y entregarán 2200 lotes con servicios».

22 mil personas rehenes de una sola empresa de transporte urbano de pasajeros en Posadas
22 mil personas rehenes de una sola empresa de transporte urbano de pasajeros en Posadas

El transporte público es esencial para la comunidad

«El proyecto final prevé que vivirán en Itaembé Guazú unas 12 mil familias, que multiplicadas por cuatro integrantes cada una en promedio, sumarán casi 50 mil habitantes para una sola empresa”, refirió.

Y recordó que según las denuncias públicas del actual propietario de la empresa Bencivenga, la autoridad de aplicación no le permite el ingreso a la amplia zona con sus colectivos, pese a que fueron pioneros en brindar el servicio cuando se mudaron allí los primeros habitantes.
Finalmente, recordó que “el transporte público de pasajeros es un servicio público esencial para la comunidad y en consecuencia, debe garantizarse su continuidad y regularidad todo el tiempo, pero más aún en el marco de la emergencia epidemiológica y sanitaria que estamos atravesando y que requiere de las autoridades públicas un especial celo por la bioseguridad y los derechos de los usuarios.

Ninguna aglomeración de pasajeros en las unidades de transporte puede permitirse en este contexto; por el contrario, es tiempo de ampliar la oferta y la frecuencia de unidades para que todos viajen cómodos, seguros, con una mínima distancia social que evite -o al menos amortigüe- la posibilidad de contagios de COVID 19”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.