El diseño gráfico en la comunicación política

*Por D.G. Gabriela A. Rodríguez Leiva (M.P. 235). Diseñadora gráfica recibida en la Universidad Nacional de Misiones, y consultora en comunicación política gubernamental por Córdoba Global Centro de Estudios Internacionales.

Existe una idea generalizada en la población que los diseñadores realizamos «dibujitos», rápidos y sin sentido… nada mas lejos de la realidad.

El proceso que conlleva diseñar es complejo, con inicio, desarrollo y desenlace; el diseño tiene que transmitir un concepto, y si no lo hace correctamente, nos da igual si es bonito o feo, si gusta o no. Todo tiene que tener un porqué: desde la primera línea bocetada hasta la paleta cromática escogida.

El diseño no sólo debe ser atractivo, también debe ser FUNCIONAL.-

Como Diseñador Gráfico y Consultor en Comunicación Política Gubernamental, veo frecuentemente campañas de índole política sin una estructura de comunicación pertinente, una de las razones es la carencia de un desarrollo de identidad VISUAL discursiva.

Afirmo con entera convicción la necesidad de reformar y renovar los partidos políticos, desde el aspecto visual. Esta reforma debe contener una actualización doctrinario-programática de estas organizaciones, junto a la indispensable modernización de sus estructuras y métodos de comunicación.

La democracia requiere de partidos políticos; pero estos, en su condición de personas de derecho público, tienen obligaciones que cumplir con el sistema, lo que implica ser capaces de articular y agregar intereses, representar a los ciudadanos y, por ende, estar en contacto y relación con ellos.
En esta línea de modernización y participación, los estilos y métodos asumen gran importancia. Un partido anticuado, anclado en las formas tradicionales, no comprenderá los cambios sociales ni los nuevos grupos emergentes, ni los distintos intereses que se deberían articular y agregar en un marco de solidaridad y bien común.

Un partido que no comunica lo que propone, sin presencia en los medios de comunicación que además no se relaciona con los ciudadanos en forma permanente, es una organización que no cumple su rol en la democracia.

Detrás de cada campaña de comunicación visual, hay CONCEPTOS QUE LA DEFINEN, que manifiesta cuáles son sus valores, cuál es su universo significativo, que DEFINE LA MANERA EN QUE SE VA A COMUNICAR Y SOBRE QUÉ TEMAS SE VA A PRONUNCIAR.

Se trata de una fase estratégica que constituye una guía fundamental para la ejecución diaria de las acciones de comunicación en los distintos medios.

Otra cuestión fundamental es ir actualizándose según los tiempos que corren. Cuando se desarrollan campañas se debe tener en cuenta la diferencia que hay entre las generaciones, hay que pensar que los jóvenes de 16 años son votantes, a quienes hay que llegar, y en 20 años, seguirán siendo votantes a los que se deberá llegar de distinta forma, ya que se modificarán sus predilecciones e intereses.
Los políticos, en sus campañas, pretenden hacer sentir toda una lista de valores e ideales en los que confiar, pero no suelen COMUNICAR VISUALMENTE estas consideraciones.

TIPOGRAFÍA, IMÁGENES, COLORES, FORMAS… Todo debe estar relacionado bajo una estructura de comunicación visual que transmita la identidad discursiva del candidato y su partido político.

La persuasión visual, usada correctamente, es una herramienta fundamental para conseguir electores potenciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.