El debate por la inclusión Laboral de Trans y Travestis llega al Congreso

*Mia Fleita Penayo. Liga LGBTIQ de Misiones

El 23 de junio, la comisión de Mujeres y diversidad de la Cámara de Diputados de la Nación. Retomará el debate en torno a la Ley de inclusión laboral trans y travestis con una reunión informativa en la expondrán representantes de las organizaciones de la sociedad civil.
Entre las activistas se encuentra Claudia Vásquez haro, Presidenta de la Convocatoria Federal Trans y Travestis de Argentina, junto a Karin Tuma, Secretaria de Identidad Trans, Travestis, Intersex y No Binaries de la Liga LGBTIQ+ de las Provincias.


las organizaciones nucleadas en una Liga y la Convocatoria impulsan el proyecto de la Ley Lohana Berkins, presentado por la Diputada Nacional Gabriela Estévez del Frente de Todos.

Proyecto de Ley Lohana Berkins pretende dar una respuesta integral a la emergencia socio – laboral que vive la población trans y travestis, agravada por el contexto de la pandemia del COVID-19. 
El 91% de las personas trans y travestis no tienen trabajo registrado, el 85% de las mujeres y feminidades trans y travestis, ejerce o ejerció el trabajo sexual y/o está o estuvo en situación de prostitución como forma de supervivencia.


Como consecuencia, el 64% de las personas trans y travestis no tiene cobertura de salud y el 58% ha sufrido violencia por parte de las Fuerzas Policiales o de Seguridad.
Todo lo cual hace que su expectativa de vida promedio sea apena de unos 36 años de edad.

Video conferencia de la comisión de mujeres y diversidad
Video conferencia de la comisión de mujeres y diversidad


Los principales puntos del proyecto de Ley Lohana Berkins son:

*Reserva el 1,5% de los puestos del sector público nacional a las personas trans y travestis que reúnan las condiciones de idoneidad.*Instituye un sistema de becas de capacitación para quienes no reúna las condiciones de idoneidad con el compromiso de contratación inmediata y efectiva una vez finalizada la formación.
*Establece incentivos impositivos a las empresas privadas que contraten personas trans y travestis.
*Crea un programa de sensibilización sobre la discriminación por identidad y/o expresión de género destinado a la administración pública y las empresas privadas.
*Incorpora a la Ley de Contrato de Trabajo la prohibición de discriminar por motivos de identidad y/o expresión de género.

» Apostamos por el paradigma de la inclusión por sobre el cupo. El proyecto que impulsamos incluye el cupo laboral en el ámbito público, pero lo excede. Entendemos que no alcanza con que algunas de nosotras ingresemos a trabajar al Estado. 
Las empresas no van a imitar esa decisión por arte de magia. Se requiere también allí de la presencia estatal para garantizar que nuestra inserción laboral no se limite solo a lo público. Queremos poder trabajar en cualquier ámbito público o privado, y en cualquier rubro, no solo aquellos históricamente designados por el heterosis patriarcado para nosotros», argumento Claudia Vásquez Haro, de la convocatoria.

» La discriminación que sufrimos es estructural. No depende de la crisis internacionales o las malas políticas económicas de un Gobierno; sólo se ven agravadas por ésta. Nuestra exclusión encuentra fundamento en la discriminación y el odio instalado en la sociedad durante décadas con complicidad del Estado.
cada una de nosotras somos el testimonio de un Estado que históricamente nos ha vulnerado. El estado tiene una obligación para con nosotras» afirmó Karin Tuma, de la liga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.