ARGENTINA: Puso a disposición la Comisión de Cascos Blancos para colaborar en la catástrofe de Bahía en Brasil

A pedido del canciller Santiago Cafiero, el Embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, envió una nota dirigida a la Agencia Brasileña de Cooperación, al Ministerio de Relaciones Exteriores de dicho país y al Centro Nacional de Gerenciamiento de Riesgos y Desastres, en la que ofreció la ayuda de la Comisión Cascos Blancos -dependiente de la Cancillería- para prestar la asistencia humanitaria necesaria ante la catástrofe vivida en el norte de Brasil tras las intensas lluvias y el derrumbe de dos represas, una en Vitoria da Conquista y otra en Itambé, a 60 kilómetros de la anterior.

En igual sentido, el Consulado argentino en Salvador de Bahía transmitió el mismo ofrecimiento al Gobernador del Estado afectado, Rui Costa dos Santos Mororo, para disponer la colaboración de Cascos Blancos, que conduce Sabina Frederic.

En ambas notas, las autoridades nacionales pusieron a disposición al voluntariado argentino, que posee una vasta experiencia en la gestión de este tipo de eventos. En principio, este ofrecimiento inmediato está compuesto por diez profesionales especializados en materia de agua y saneamiento (incluyendo los insumos necesarios para la potabilización de agua, desinfectantes, elementos sanitizantes y el asesoramiento para su uso responsable); en logística (para el montaje y desmontaje de casas y abrigos ACNUR que sirven para desplegar lugares de permanencia para quienes han quedado sin viviendas o han debido abandonarlas); en recepción, clasificación y almacenamiento de donaciones (para evitar la superposición de recursos y garantizar la distribución de los mismos de manera correcta); y en contención psicosocial en los campamentos y lugares dispuestos para las víctimas, así como en acciones socio-sanitarias.

Comisión Cascos Blancos

Durante la tarde de ayer, y tras varios días de intensas lluvias que desbordaron la capacidad de contención de las aguas de los ríos locales, más de 430 mil personas fueron afectadas por las inundaciones, lo que llevó –según los informes de la Superintendencia de Protección y Defensa Civil de Bahía (SUDEC)- al desplazamiento de más de 16.000 personas y la pérdida de viviendas de otras 19 mil.

Además de registrarse ya una veintena de personas fallecidas, el Gobierno que encabeza Rui Costa decretó la situación de emergencia para más de 47 ciudades afectadas por las inundaciones, emergencia que, por ahora, se extenderá durante los próximos 90 días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.